xº

Gallineros Vacíos

P. Félix Jiménez Tutor, escolapio.....

.  

 


MUCHOS GALLOS Y POCAS GALLINAS

Con curiosidad mundana, he picoteado el Informe, detallado y estadístico, sobre las Congregaciones Religiosas, masculinas y femeninas, publicado en Infovaticana.

Sensación de marea baja, mar tranquilo sin ondas ni espumas, soledad vacía, silencio de monasterio abandonado. Elegía de los números decrecientes, susurran mensajes que no descifro: back to square one.

La Vida Religiosa, rutinizada por el trajín de lo cotidiano,
Vivida como trabajo de supervivencia, modus vivendi,
Un negocio más, monjas pasteleras, monjes cerveceros, frailes maestros.
El mercado entró en el Templo y en el Vaticano y en Belorado y en…

Perdida la mística, el cuerpo desconectado del alma es como el frigorífico desconectado de la electricidad, su contenido rico y valioso se estropea, sigue ahí, almacenado pero inservible.

“Pues yo vengo de Europa,
La cual es la más incrédula de todas
Las esposas algo viejas.
!Quiera Dios mejorarla!
Amén”

A la Vida Religiosa le pesa la historia, celebra sus éxitos, recuerda sus fechas gloriosas, levanta monumentos y estatuas a sus héroes, proclama jubileos…tanto peso le impide detectar los signos de los tiempos.

Me ha emocionado el gran número de fundadores y fundadoras, divino atrevimiento. Son muchos los que abren nuevos gallineros semejantes a los ya existentes, a franciscano/a añaden “de San José”, “de María y José”, “de José, María y Jesús·…calzados- descalzos, observantes-de la estricta observancia, clérigo regulares-de la Madre de Dios…

Yo me pregunto, ¿no ponen todos los mismos huevos, del mismo color y grosor? ¿No se hace con ellos los mismos huevos rotos y los huevos Benedict?

Las fusiones, la unión hace la fuerza, es uno de los signos de los tiempos.

Los negocios se fusionan, los bancos se fusionan,los países se fusionan, el mundo se convierte en la aldea global, en el mercado global e Internet es el nuevo continente en el que todos queremos estar.

Las congregaciones religiosas en lugar de fusionarse y celebrar el Gran Matrimonio, se atomizan, languidecen y mueren.

A Las Franciscanas Reparadoras del Sagrado Corazón -nombre pomposo- les sobran letras y les faltan religiosas. Eran 33.

Las siervas de la Iglesia eran 12.

Las Hermanas de Santiago y de la Virgen del Pilar eran 6. ¿Y hoy?

Son muchos los grupos (gallineros) que cuentan con menos de 500 miembros y existen muchos más con menos de 100.

Las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul, ejército del Gran Rey, contaba en sus filas con 41.812 soldados en 1973, en 2016 eran 15.591, en 2023, 11.931, en 2024, como el ejército de Gedeón, aún me sobran muchas, ya no lamen el agua hay que dársela.

Los Gallos, crestas duras y rojas, visitan sus corralitos y sonrientes animan a los suyos porque todo parece, no hay que asustar a nadie, ir bien.

Sólo hay un Señor, a Dios has de adorar, sólo hay un Evangelio que anunciar, sólo hay una Iglesia que edificar y servir, sólo un arquitecto, el Espíritu Santo, que no hay que apagar ni enmendar su proyecto.

La semilla sembrada en el campo crece sin que sepamos cómo y sin que hagamos nada.

Nosotros no somos la solución, Dios sí, nosotros somos el problema. Blessed inactivity.

Hoy, el mundo percibe más la desunión que la unión dentro de la Iglesia.

La unidad será siempre signo de verdad y de autenticidad.