xº

El Cuarto Voto

P. Félix Jiménez Tutor, escolapio.....

.  

 


Con el fin de dar estabilidad en la Iglesia a la inspiración y misión recibidas, CALASANZ, por moción sobrenatural, propuso a sus compañeros la práctica de los consejos evangélicos de castidad, pobreza y obediencia.

Y añadió un CUARTO VOTO, el de consagrarse especialmente a la educación de la juventud.

Y quiso que educadores preferentemente sacerdotes llevaran a su plenitud esta acción educativa, mediante el ministerio de la PALABRA Y LOS SACRAMENTOS”.

Soy mayor, viejo, ¡qué devoción! Subo y bajo los 80 peldaños de la escalera a pie, he renunciado, mística barata, al uso del ascensor. Viaje musicalizado, Kiss FM y radio clásica ahuyentan el incómodo silencio, incluidos los días de las fiestas de guardar, éstos con estruendo.

“La hipercomunicación, el ruido de la comunicación, desacraliza, profana el mundo. Nadie escucha. Cada individuo se produce a sí mismo. El silencio no produce nada. Por eso, el capitalismo no ama el silencio. El capitalismo de la información produce la compulsión de la comunicación”.

Mis héroes infantiles: Otoniel, el del puñal de doble filo, Yael, “bendita entre las mujeres que habitan en tiendas, bendita, Gedeón, alias Jerubaal, y sus trescientos con sus cuernos, cántaros y antorchas, suficientes para derrotar el ejército enemigo, el que engendró setenta hijos y uno, Abimelec, de propina, con su concubina, Sansón y el secreto de su gran fuerza y su debilidad por las mujeres, los Jueces, héroes de temporada, mis héroes.

Ya nadie os conoce. Si el ayer es ya pasado, mis héroes, fantasía de la historia sagrada para niños, nunca existieron.

Hoy, los personajes fantásticos de J. K. Rowling pueblan la imaginación de los alumnos de mi colegio, futuros Premios Nobel de Literatura y de hechicería y de Magia.

Bajo la escalera y llego a la estación Kings Cross de Londres y al Colegio Hogwarts , bebo un trago de Felix Felicis, mi suerte líquida, me pongo la bata negra y la larga bufanda amarilla, toco la piedra filosofal…me derrito ante esta nueva imaginería y caigo en éxtasis. Harry Potter, éxito garantizado.

Me asombra su sabiduría y autoridad, nada que ver con la de segunda mano de los escribas de ayer.

Mucha hechicería y mucha magia, ¿y la Palabra de Dios y los Sacramentos de las Constituciones de los Clérigos Regulares Pobres de la Madre de Dios de las Escuelas Pías?

Si nosotros, ministros de la Palabra y de los Sacramentos, no los ofrecemos, olvídense, las familias treintañeras, vaciada la agenda de toda tarea religiosa, tampoco lo harán y no lo echarán en falta. Sus hijos no saben y nunca dirán: “Yo fui a un colegio de curas”. Sí saben que estudian en un colegio concertado.

El “Cuarto Voto” queda reducido a la letra pequeña de un contrato que de tan pequeña nadie lee y se puede ignorar. Pero se seguirá haciendo mala literatura a costa del “Cuarto Voto”.

En Las Nuevas Constituciones, aprobadas por el Dicasterio de los Religiosos, el 25 de agosto de 1983, se lee “Y quiso que educadores preferentemente sacerdotes”...

HOY 41 años más tarde, a causa de tanta polución, contaminación ambiental y tanta pobreza vocacional, nos hemos uncido al “Sólo Laicos” como si fuera la idea original del Fundador.

Los fundadores de las congregaciones de vida religiosa, a los tres votos clásicos, añaden un cuarto voto, sello que sella la originalidad del carisma, toque de distinción de los seguidores de Jesucristo. Calasanz, genialidad, lo plasmó con dos palabras: Piedad y Letras.

Abro la ventana por la mañana, me asomo al mundo, todo está en su sitio, veo la misma estrella en el cielo, la misma ciudad a mis pies, el Bar Naranjo ya está abierto, nada ha cambiado, pienso.

Y sin embargo todo ha cambiado, todo es nuevo, el mundo digital, incapaz de crear un gran nosotros, nos aísla, estamos súper informados y menos anclados en la realidad, las informaciones siempre girando y olvidando…las cosas de la religión pierden peso minuto tras minuto.

Hoy, las catedrales, rascacielos medievales, patrimonio universal, símbolos del poder espiritual y temporal, orgullo de la cristiandad, son visitadas por los turistas como si fueran parques temáticos, vacías de contenido espiritual, son puro entretenimiento.

Las iglesias, tallas XLL, son demasiado grandes para cuerpos tan pequeños.

Los conventos, bajada la persiana, se venden. Los abiertos están habitados por los descartados.

A los escolapios, viejos y jóvenes, nos han amnistiado, eximidos del cuarto voto sin pedirlo, éste no es perpetuo, caduca, somos párrocos, celebramos misa en Purroy de la Solana, Eulz… pueblecitos sin sacramentos y sin Palabra de Dios. Me decía una señora de 90 años:
Padre, yo ya me he oído todos los sermones. Gracias por su entusiasmo, dicen que son muy buenos y hasta mi vecino, gran pecador, se ha convertido, pero yo ya no los necesito. Me los sé todos.Necesito una sepultura.

Tenemos nuestros feligreses en casa, suben y bajan la misma escalera, gritan y juegan, pero no han visto un cura.

Any priests working here? None, me responde uno de la ESO