xº

El Ayuno y los Ayunos

P. Félix Jiménez Tutor, escolapio.....

.  

 


EL AYUNO INTERMITENTE

“Hoy invertimos lo mejor de nuestro empeño en alargar la vida. En realidad, la vida se está reduciendo a supervivencia. Vivimos para sobrevivir. La histeria de la salud y la manía de la optimización son reflejos ante la falta de ser reinante. Procuramos compensar el déficit de ser por medio de la prolongación de la vida desnuda. Entretanto, perdemos todo sentido de la vida intensa. La confundimos con más producción, más rendimiento y consumo, los cuales, sin embargo no constituyen más que formas de supervivencia”.

“Cuando ayunes”... Mateo, en su evangelio, nos regala a los seguidores de Jesús la perfecta receta del ayuno cuaresmal.

Hoy, el Ayuno está de moda. Los dietistas, coaches del bienestar corporal, han inventado el Ayuno Intermitente. Su receta, persuasiva, convincente y eficaz, cuenta con más seguidores que la de Mateo a pesar de ser más exigente y dura.

Los hombres de hoy, cazadores de lo nuevo, viven más preocupados por la supervivencia que por la vida, por lo efímero que por lo que dura, han abrazado el Ayuno 16/8.

En la sociedad, cada día más atomizada, menos comunitaria, el culto al YO, desnudado diariamente en Facebook, prima sobre el Nosotros.

Cada YO, en sus altares exóticos, celebra sus ritos para sus seguidores.

Cada YO,sacerdote de sí mismo, escucha el Amén fervoroso de sus seguidores.

La dieta fasting, el coach personal, el gimnasio, los alimentos BIO…todo al servicio de un cuerpo perfecto, bello, sano, atractivo, deseable, un boost social, todo por el body. Pobre y triste Dorian Gray.

Tres hurras por el Ayuno Intermitente.

EL AYUNO CUARESMAL

Con el cambio de las estaciones cambiamos también el Modo de los termostatos, Modo Heat o Modo Cool, que calentará o enfriará nuestros espacios.

El Calendario Litúrgico, con sus rituales y sus ritos, sus libros y sus colores, sus solemnidades y sus fiestas cíclicas, sus memorias y sus ferias
y sus santos célebres y sus santos ignorados…es un laberinto para los no iniciados y una distracción mortal para los que lo escudriñan día tras día y para todo el pueblo de Dios un tiempo propio, la Cuaresma.
El tiempo cuaresmal es la narración de nuestro nacimiento y de nuestra muerte, principio y fin, invitación a poner nuestra vida activa en Modo Off y la contemplativa en Modo ON.

La vida activa, intensa, consumista, pecaminosa, atracones de información, de imágenes, de series non-stop, de mil conexiones, de las oraciones matinales y vespertinas frente al wasap, lujuria de los ojos, distracción fatal.

Sufrimos un déficit de atención que nos impide escuchar a Dios y hacer silencio frente a Él.

El alma, en este revolcón informativo vive con respiración asistida, necesita respirar.

Cuaresma, Modo en OFF, el sistema digital y Modo ON la calma contemplativa, esencial para la espiritualidad, para el ligue con Tú solo Santo, tiempo interrumpido.

El Ayuno Cuaresmal es la fiesta del descanso perfumado y de la contemplación.

Ayuno de palabras ociosas, ayuno de emociones y sensaciones frívolas, ayuno de todo lo físico y biológico como los ángeles carentes de necesidades corporales, ayuno del Yo.

Tiempo de afligir nuestras almas para caminar hacia un sincero arrepentimiento.

Cuaresma, interrupción del Tiempo Ordinario, para vivir lo extraordinario, el descanso con Dios.

EL AYUNO BÍBLICO

“Ayunaréis y no haréis trabajo alguno, ni el nativo ni el emigrante que reside entre vosotros. Porque ese día se hará la expiación por vosotros, para purificaros. Y quedaréis limpios delante del Señor de todos vuestros pecados”. Levítico 16,29

Ayuno, humildad y vaciamiento total para recibir el perdón del Señor. Teshuvá, aflicción del alma, para volver a la casa del Padre.

El regalo del Profeta Isaías, en el capítulo 58, no necesita ser envuelto ni con elegancia ni con elocuencia. El sermón moralizante, tentación clerical, estropea el regalo y aniquila su fuerza y le quita su olor y su sabor. Texto para ser sorbido, rumiado, orado y ejecutado.

Isaías eres un crack. Inspirado, tuviste un gran día, perdona a los predicadores que te empequeñecen con su bavardage insustancial.

¿Se lo envuelvo? No, gracias. Quiero que todos lo vean.

“Este es el Ayuno que Yo quiero:

Soltar las cadenas injustas
Desatar las correas del yugo
Liberar a los oprimidos
Quebrar todos los yugos
Partir tu pan con el hambriento
Hospedar a los pobres sin techo,
Cubrir a quien ves desnudo
Y no desentenderse de los tuyos”. Palabra de Dios