MONICIONES Y PRECES PARA LOS TRES CICLOS

Vigilia de la Natividad del Señor (Misa de Gallo)

P. Félix Jiménez Tutor, escolapio

   

 

 Escritura:

Isaías 62, 1-5; Hechos 13, 16-17.22-25;
Mateo 1, 1-25

ENTRADA

Bienvenidos todos a la Misa de Gallo. Esta noche la iglesia entera por todo el mundo celebra con gran alegría el nacimiento de Jesús.

La Navidad es más que un sentimiento o una tradición, es el principio de un nuevo amor que Dios quiere compartir con todos nosotros. Reunidos como familia, queremos expresar nuestro agradecimiento a Dios por el don de su Hijo, Jesucristo, y por hacerse pequeño y humilde como nosotros. Nosotros nos hacemos hijos con el Hijo y niños con el niño.

Celebramos su nacimiento con el canto de entrada.

PRIMERA LECTURA

El profeta Isaías entona un hermoso canto a Sión y a todos los pueblos que creerán en la visita de Dios.

La restauración que anuncia el profeta no es más que un atisbo de la salvación que trae Jesús.

Dios es el esposo y el mundo y esta comunidad y cada uno de nosotros somos la esposa que espera y se regocija con su venida.

Escuchemos la proclamación de la Palabra de Dios.

SEGUNDA LECTURA

Dios escogió a nuestros padres en el pasado para ser su pueblo. Dios cumplió su promesa y envió a su Hijo.

Dios, en este hoy, nos elige a nosotros, cuenta con nosotros y nos asocia a su pueblo.

Escuchemos la proclamación de la Palabra de Dios.

EVANGELIO

Escuchemos con admiración el relato del nacimiento de Jesús. Contemplemos el misterio del niño en silencio y con fe.

Que el Espíritu nos ayude a comprender y a engendrar a Jesús en nuestras vidas.

Escuchemos la proclamación del Evangelio.

ORACIÓN DE LOS FIELES

  1. Oremos por la iglesia toda para que sea bendecida por la fuerza del amor del niño Dios.

  2. Oremos por la paz y la justicia, por el pan de los pobres, y por el respeto de los derechos humanos en el mundo.

  3. Oremos por los niños de nuestra comunidad para que puedan desarrollar todas sus cualidades humanas y espirituales.

  4. Oremos por los que estamos celebrando aquí la Navidad para que seamos enriquecidos y fortalecidos por la presencia del niño Dios.