MONICIONES Y ORACIÓN DE LOS FIELES - CICLO B

Octavo Domingo del Tiempo Ordinario

P. Félix Jiménez Tutor, escolapio

   

 

 Escritura:

Oseas 2, 16.17.21-22; 2 Corintios 3, 1-6;
Marcos 2, 18-22

ENTRADA

Bienvenidos todos a nuestra cita semanal con el Seńor.

Jesús es el novio de la nueva alianza.

Jesús es el novio que nos habla al corazón y quiere abrir para nosotros todos los tesoros del amor de Dios.

Preparémonos para recibir el abrazo de Dios.

Juntos cantamos el canto de entrada.

MONICIÓN A LA PRIMERA LECTURA

Dios llama a Israel y a todos sus hijos y a esta comunidad del Pilar a renovar nuestras promesas de amor.

Dios es nuestra santidad y nuestra justicia.

Escuchemos la proclamación de la Palabra de Dios.

MONICIÓN A LA SEGUNDA LECTURA

Pablo no necesita cartas de recomendación.

Los cristianos de Corinto son la carta viviente y el Espíritu Santo escribió el mensaje de la salvación en sus corazones.

Escuchemos la proclamación de la Palabra de Dios.

EVANGELIO

Jesús es el novio. En Él y a través de él se consumó el matrimonio entre Dios y los hombres. Y somos invitados a celebrar su presencia en medio de nosotros.

Escuchemos la proclamación del Evangelio.

ORACIÓN DE LOS FIELES

  1. Oremos por la Iglesia, la esposa de Cristo, para que todos nosotros seamos testigos del amor de Dios a través del servicio a los hermanos.

  2. Oremos por todos los gobernantes de las naciones, servidores del bien común, para que promuevan la paz, la justicia y el bienestar de todos los ciudadanos.

  3. Oremos por todos los matrimonios cristianos para que fieles a su amor crezcan en fidelidad y  servicio a sus hijos.

  4. Oremos por todos los que sufren enfermedad, falta de recursos, libertad o son marginados, para que sientan el amor de Dios y el nuestro.

  5. Oremos por todos los difuntos de nuestras familias y (nombres…) para que vivan en el amor que no pasa nunca.